Métodos Alternativos de Resolución de Conflictos

Estos diseños innovadores que se implementan con el objetivo esencial de ampliar el acceso a justicia a la mayor cantidad de ciudadanos que de ella requieran, se han adoptado por el Superior Tribunal de Justicia de la Provincia, como una política pública.

En los Centros Judiciales de Mediación (CeJuMe) y sus delegaciones descentralizadas, se ofrecen ciertas alternativas a fin de que los usuarios que atraviesan conflictos interpersonales, puedan afrontar estos con dinámicas no jurisdiccionales.

Los CeJuMe dependen funcionalmente de la Dirección de Métodos Alternativos de Resolución de Conflictos (DiMARC), organismo auxiliar del Superior Tribunal de Justicia en toda temática vinculada al gobierno del área.

Entre los servicios disponibles en los CeJuMe se encuentran:


MEDIACIÓN PREJUDICIAL

Se rige mediante la Ley Provincial 5.116 sancionada en el año 2016, la que sustituyó integralmente a la Ley 3.847, vigente desde el año 2006.

La mediación es un procedimiento pacífico y cooperativo para resolver conflictos. Resulta una alternativa ágil y gratuita a estos fines.

En el mismo, se intenta que las partes que participan de la disputa, puedan mediante el diálogo y contando con la ayuda de un Mediador, lograr acuerdos satisfactorios para ambas.

El Mediador es un tercero imparcial que cuenta con herramientas para colaborar en la comunicación entre los involucrados. Son los propios interesados quienes generarán las opciones que les permitan poner fin al conflicto, el mediador no decide por ellos.

En Río Negro respecto de ciertas temáticas, transitar una mediación antes de iniciar el proceso judicial, es obligatorio. Es voluntario permanecer en el proceso, lo que significa que en cualquier momento del mismo, cuando las partes así lo decidan, pueden terminar su participación.

Las materias que requieren el paso por mediación previo al proceso judicial son: Las del fuero Civil, Comercial y de Minería y las de Familia. En el resto de las temáticas, igualmente pueden ser abordadas con esta metodología si las partes voluntariamente así lo quieren.

Al resultar un proceso confidencial, se garantiza que las cuestiones privadas que en el marco del mismo se digan, serán reservadas a ese ámbito, no pudiendo divulgarse ni ser prueba en un juicio posterior. Cada uno de los participantes debe estar debidamente asistido por abogado, quien lo asesorará sobre los aspectos legales del conflicto.

Otra de las opciones que desde los Centros Judiciales de Mediación está disponible para las partes, es la:


CONCILIACIÓN LABORAL

La misma se encuentra implementada en todos los CeJuMe cabecera de las Cuatro Circunscripciones.

Se sustentan normativamente en convenios suscriptos entre los Colegios de Abogados, Cámaras del Trabajo y la Dirección de Métodos Alternativos de Resolución de Conflictos (DiMARC).

Es un diseño de adhesión voluntaria, rápido y eficaz, por medio del cual, las partes vinculadas por una relación laboral en la que existe conflicto, negocian soluciones mutuamente ventajosas, con la asistencia de un profesional Conciliador Laboral.

El conciliador, implementa y despliega técnicas a fin de propiciar la negociación colaborativa, conociendo los parámetros legales dentro de los cuales esta puede tener lugar. De alcanzarse acuerdo entre las partes, asistidas por sus asesores legales, el mismo deberá ser posteriormente homologado por los Jueces de la Cámara laboral, a fin de cobrar fuerza obligatoria para las partes.

En el marco de las mencionadas políticas de acceso a justicia instauradas por el STJ, existen desde el año 2004 las Casas de Justicia.

Ellas resultan centros de atención al ciudadano para información, orientación y provisión de una adecuada resolución de conflictos.

Tienen como misión facilitar a los vecinos el acceso a una justicia rápida y efectiva, en forma directa o a través de derivaciones e interacciones con servicios de la comunidad, teniendo como objetivo la prevención de los conflictos y la promoción de la paz social.

Su labor está en directa vinculación con la realidad e idiosincrasia de la localidad donde funcionan, por lo que cumplen una notable función social.

Brindan un servicio “multipuertas” (diferentes caminos de solución) con el fin de ampliar las oportunidades de un efectivo acceso a justicia para la sociedad, dando operatividad a los principios desjudicialización en el tratamiento de los conflictos y descentralización de los servicios.

Proporcionan una puerta especial para temáticas relacionadas con la mujer y su problemática específica, articulando con la oficina de la mujer del Poder Judicial.

Dentro del menú de opciones que las Casas ofrecen existen:

Mediación Extrajudicial: Para cuestiones vecinales, de escaso o nulo contenido patrimonial o cuando las partes no quieran “judicializar” su conflicto. De este modo las partes intentarán resolver su disputa mediante la colaboración de un mediador extrajudicial. A distinción de la mediación prejudicial, no se requiere intervención de abogado que asista a las partes, dado que se abordarán los aspectos no jurídicos del conflicto.

Arbitraje: Metodología de adjudicación que se despliega mediante la intervención de árbitros de equidad, que diriman la cuestión dentro del mismo ámbito comunitario. La nómina de árbitros disponibles, recaerá en personas de la comunidad que gocen de cierto prestigio público a fin de legitimarse en el rol.

Negociación: Se pone a disposición la Casa, como ámbito propicio para que las personas se reúnan a conversar de modo directo, sin intervención de terceros colaboradores.

Facilitación: Diseño eficaz para conflictos complejos con multiplicidad de partes, atravesados por temáticas o intereses de diversa índole: sociales, políticos, económicos, culturales, etc. Por sus características, suelen presentar diversas secuencias conflictivas que requieren de procesos flexibles, que se adapten a las particularidades de cada uno.

Es desplegado por equipos de mediadores, quienes van diseñando su intervención al tiempo que el proceso se desarrolla, para lo que toman decisiones y establecen estrategias conjuntas.

Red de Recursos Públicos: Ante problemas concretos de las personas que concurren, se efectúa la derivación a uno de sus integrantes (instituciones, estamentos Estatales, fuerzas vivas, OnGs, etc.). Ello, mediante un mecanismo de derivación responsable, para que el usuario recurra asertivamente al estamento o institución que podría ayudarlo, a fin de que obtenga en el lapso más breve posible, una solución adecuada a su necesidad.

Defensoría: Se ofrece asesoramiento y patrocinio legal gratuito por medio de las Defensorías Oficiales.


Delegación del Centro Judicial de Mediación (Ce.Ju.Me)

En la mayoría de las Casas, se dispone de una Delegaciones de Centro Judicial de Mediación, por lo que dentro de su ámbito se tramitan mediaciones prejudiciales.

Ello posibilita que las personas que residen alejadas de las Ciudades cabeceras, donde generalmente funcionan los servicios jurisdiccionales, tengan la opción de intentar gestionar de modo pacífico sus conflictos, en la propia localidad donde viven.

Mecanismos Participativos: Se colabora en los procesos de construcción de consensos en temáticas de orden local.

Otros Servicios: El servicio itinera por parajes, colonias rurales, barrios alejados, acercando las opciones que la Casa ofrece, a la población en condiciones de vulnerabilidad que de otro modo ve dificultado su acceso.


Compartí esta información

Compartir en Google+ Compartir en Pinterest Compartir en LinkedIn
Subir

aa css
Este sitio cumple con el nivel AA de las Pautas de Accesibilidad de Contenido Web 2.0 del W3C.