Apr 25, 2019 Última actualización 8:35 PM, Apr 24, 2019

Tribunal condenó a doce años de prisión efectiva a dos hermanos por Homicidio. El hecho ocurrió en El Bolsón

Publicado en Generales
Visto 124 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Hoy se realizó la audiencia de cesura y luego de la deliberación del tribunal,  se dio a conocer la sentencia que condena a los hermanos Karim Habib y Brahian Millao argentinos, mayores de edad, como autores del delito  de Homicidio Simple, en perjuicio de  Mauricio Alexander Burgos a la pena de 12 años de prisión efectiva. Ambos imputados concurrieron a la audiencia  asistidos en este acto procesal por su abogado defensor Hugo Cancino. Asistió además el Fiscal de El Bolsón Francisco Arrien y el querellante en representación de la madre de Burgos, Sebastián Arrondo.

 Cabe señalar que el  Tribunal integrado por los Jueces Héctor Leguizamón Pondal, Romina Martini y Ricardo Calcagno, por mayoría, con el voto en disidencia del Juez Calcagno consideró responsables a los hermanos Karim Habib Sahid  y Brahian Adahir, ambos de apellido Millao,  argentinos, mayores de edad y domiciliados en Lago Puelo, como co autores del delito de homicidio simple en perjuicio de Mauricio Alexander Burgos.-

 El hecho ocurrió el 7 de junio de 2017 en horas de la madrugada, en un predio deportivo de la localidad de El Bolsón. Cabe señalar que  esta declaración de responsabilidad de los hermanos Millao cuenta con el voto en disidencia del Juez Ricardo Calcagno en lo referido a la autoría, no a la materialidad del hecho en sí. En los alegatos  de apertura el Fiscal Francisco Arrien sostuvo la acusación, mencionando que Mauricio Alejandro Burgos fue brutalmente asesinado 7 de Junio de 2017 entre las 06:45 y las 07:15 horas, en el predio de rugby "Los Jabalíes" ubicado en Ruta 40 Norte de El Bolsón por los hermanos Millao.

El hecho fue cometido a través de golpes realizados con piedras de gran tamaño, golpes de puño y puntapiés. El fallecimiento se produjo por hundimiento de masa encefálica. Detalló que el rostro de Burgos, al momento de ser encontrado, estaba desfigurado, y solo fue posible su reconocimiento por el cotejo de huellas dactilares y algunos tatuajes. Los acusados, un ex policía chubutense -Karin Abib Sahid- y su hermano Brian Adahid, ambos de apellido Millao, tenían en su poder el celular de la víctima y se movilizaban en una camioneta que fue vista por testigos en el escenario del crimen. A esta teoría del caso adhirió el patrocinante de la querella, Dr. Sebastián Arrondo, en representación de la madre de la víctima.  

 

 

 

MÁS LEÍDAS