Sep 26, 2020 Última actualización 4:28 PM, Sep 25, 2020

Le pagaron una indemnización en cuotas, hizo el reclamo y un fallo incrementó el monto

Visto 273 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Un hombre que se desempeñaba en el rubro petrolero en la región del Alto Valle fue despedido por falta de trabajo y la empresa le abonó una indemnización menor a la que fija la ley. Incluso se la pagó en ocho cuotas.  Un fallo de la Cámara Laboral estableció un monto extra de 442 mil pesos.

El trabajador tenía 20 años de antigüedad y según consignó en la demanda el motivo del despido fue por “falta de trabajo debido a la inexistencia de contrato en ejecución o próximos a ejecutarse”. Le ofrecieron una indemnización de 367 mil pesos a pagar en ocho cuotas mediante cheques. El hombre sostuvo que en ese momento aceptó porque su familia había sufrido las inundaciones en Comodoro Rivadavia y tenía que viajar con urgencia.

El reclamo tramitó en la Cámara Laboral de Cipolletti antes de las medidas dispuestas por el gobierno por la pandemia del Covid-19. En consecuencia el fallo ya fue notificado a las partes.

El tribunal fijó una indemnización por la suma de 442.968 pesos en concepto de saldo de la indemnización por despido y recargo indemnizatorio previsto por el artículo segundo de la ley N° 25.323 sobre el importe indemnizatorio impago. Esa norma dispone el incremento del 50 % sobre las indemnizaciones por antigüedad, preaviso e integrativa por mes de despido si el empleador no abona las mismas en tiempo oportuno.

Pago electrónico

El uso del sistema de banca electrónica (e-Bank) para realizar todos los pagos derivados de sentencias, como indemnizaciones, honorarios, impuestos y contribuciones es obligatorio desde el 1 de mayo de 2017 en todos los organismos del Poder Judicial de Río Negro.

Con esta herramienta se habilitan los pagos electrónicos a los justiciables (por ejemplo, el pago de indemnizaciones y multas); a los abogados, peritos y otros auxiliares por sus honorarios y a organismos que perciben aportes y/o impuestos, como la Caja Forense o la Agencia de Recaudación Tributaria provincial.

De esta manera, entre otros beneficios, se evita que la ciudadanía y operadores judiciales deban esperar por sus cheques en las mesas de entrada de los juzgados y luego hacer colas en las ventanillas bancarias. También se evita que tengan que viajar hasta la sede judicial a las personas que viven en otras localidades.

MÁS LEÍDAS