Nov 20, 2019 Última actualización 9:06 PM, Nov 19, 2019

Frustrado robo terminó con condenas de cumplimiento efectivo

Visto 117 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Dos hombres treparon un cerco de dos metros y luego rompieron la cerradura de la puerta de una casa de la calle Juan Carlos Cobián de Cipolletti. El hecho se frustró porque una persona llamó a la Policía y los efectivos detuvieron a los sospechosos.

En 2016 la Cámara Primera en lo Criminal de Cipolletti resolvió condenar a Jorge Luis González Salas y a Damián Ubaldo Fernández como coautores del delito de robo agravado por escalamiento en grado de tentativa a la pena de dos años y seis meses de prisión efectiva con declaración de reincidencia y a la de dos años de prisión efectiva, respectivamente.

Los condenados interpusieron primero un recurso de casación que fue denegado. Luego una queja también rechazada por el Superior Tribunal de Justicia (STJ).

La semana pasada el STJ analizó un recurso extraordinario federal de la defensa pública presentado por González Salas. Tampoco prosperó. Antes del cumplimiento efectivo de la condena los acusados podrían interponer un recurso de queja ante la Corte Suprema.

Durante el juicio fue determinante la información que aportaron los testigos. Así surge del fallo:

“En tal sentido la primera, vecina de la damnificada, expuso en el debate las circunstancias de tiempo y lugar que le permitieron visualizar lo ocurrido; narró haber observado a un sujeto caminando por el paredón que divide las medianeras y a otro que saltó hacia su patio y volvió a saltar hacia el paredón del otro predio, y que el que caminaba por la medianera lo siguió: Va hacia delante y ve a la policía que le pide ingresar a su vivienda. Ahí vio que habían detenido a uno de los sujetos. Ingresaron a su casa y fueron hacia el predio adonde había ido uno de los individuos. De acuerdo con la reseña del juzgador, las otras dos testigos, cuyos dichos fueron incorporados por lectura, observaron a dos sujetos en la reja de la vecina, a quienes conocían del barrio, y señalaron que ambos saltaron la reja y estaban en la puerta de la vecina. La señora V señaló que al rato la policía detuvo a uno de ellos y después al otro, que esos dos eran los que antes estaban en la casa, mientras que A dijo que, estando con su madre, vieron a dos personas que estaban enfrente, y antes los había visto en la plaza, que los conoce, uno de ellos es pariente de su ex esposo, y al mayor le dicen El Pulmón. El otro era Jorge González Salas a quien también conoce”.

MÁS LEÍDAS